Crean ropa que se limpia sola

 

 

Capa no tóxica elimina sucio y mal olor al exponerse al sol

 

Los intentos por crear telas de algodón que se limpian solas están dando sus frutos.

Un equipo de ingenieros en China creó un revestimiento químico que hace que los materiales de algodón limpien las manchas y eliminen los malos olores al exponerse a la luz del sol.

Los investigadores dicen que el tratamiento es barato, no tóxico y ecológico.

Los expertos de ventas dicen que la innovación podría ser un éxito para los vendedores minoristas gracias a la creciente demanda de “ropa funcional”.

La investigación fue llevada a cabo por ingenieros de la Universidad Jiao Tong de Shanghai y la Universidad de las Nacionalidades de Hubei, y se publica en el último número de la revista Applied Materials and Interfaces.

El estudio se centra en el dióxido de titanio, un producto químico conocido por ser un “excelente catalizador en la degradación de contaminantes orgánicos”.

La sustancia ya se utiliza en la autolimpieza de ventanas, en los calcetines libres de olores y en la fabricación de azulejos del baño y cocina que permanecen limpios durante más tiempo.

Los intentos iniciales para extender su uso a los tejidos de algodón resultaron limitados porque las propiedades autolimpiantes de la sustancia sólo se manifestaban ante luces ultravioletas, lo que es poco práctico para el uso diario.

 El gran avance del equipo fue la creación de un compuesto de nanopartículas a base de alcohol hecho con dióxido de titanio y nitrógeno.

A la mezcla le añadieron trietilamina, un neutralizador de ácidos utilizados en los tintes. Luego se revolvió el líquido durante 12 horas a temperatura ambiente, y otras seis horas a 100ºC.

Luego sumergieron los tejidos de algodón en la mezcla, los escurrieron, los secaron, los calentaron y los sumergieron nuevamente en agua caliente y limpia.

Por último, las telas fueron tratadas con partículas de yoduro de plata, que facilita las reacciones basadas en la luz.

Para probar la eficacia de su invención, los ingenieros mancharon las telas con tinte naranja y las expusieron al sol. Tras dos horas a la luz, 71% de la mancha había desaparecido: una “mejora espectacular” respecto a las técnicas previamente ensayadas.

El experimento se repitió en la misma tela cinco veces sin pérdida de actividad, lo que significa que la mejora se mantuvo estable. Tras lavar y secar el material no se redujo su eficacia.

Expertos de la industria de ropa dicen que habría un gran interés en el proceso si se pudiera aplicar a escala industrial.

Ropa funcional ya está en el mercado

 Isabelle Cavill, analista de indumentaria del sitio Planet Retail, subraya que la marca de ropa japonesa Uniqlo ya promueve una gama de ropa “Silky dry” (“sedosa y seca”) que promete mantener la piel seca y sin olor gracias a unos “neutralizadores de procesamiento de alta tecnología”.

La firma también comercializa una línea “Heattech” que “genera calor” para mantener caliente al usuario.

Mientras tanto, los científicos de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) han estado investigando un suavizante que ayuda a purificar el aire que rodea a las personas que usan la ropa tratada.

“Es probable que los principales minoristas que usarán esta última innovación sean los que venden prendas básicas”, explica Cavill.

“En Occidente, esto podría significar que Wal-Mart o Marks and Spencer quieran invertir en la tecnología china para aprovechar las ventajas de la ropa funcional, que cada vez es más popular entre los compradores”.

%d bloggers like this: